Skip to content

Autoestima de la Moda


BATALLAR LOS MANDATOS

BATALLAR LOS MANDATOS

Que tengo piernas de garza: ¿Cómo voy a usar minifalda? Que tengo 50 años: ya no estoy para tener el pelo largo;  que como soy madre: no está bien visto hacer una salida; que mis brazos son gruesos, entonces, me olvido de las tiras… etc etc ¿Te percatas de cuántos mandatos condicionan nuestras vidas? Mandatos carentes de sentido, porque con ellos y sin ellos la vida sigue; la diferencia está en que cuando optamos por asumir como propios esos mandatos que provienen del exterior estamos anidando complejos y haciendo muy pesado nuestro transitar.

Fíjate en la incoherencia: por «mandato» nos sentimos acomplejados, es decir, nos volvemos seguros de nuestras inseguridades, disque, para quedar bien y no ser objeto de crítica y no nos damos cuenta que de esa forma nos rechazamos a nosotros mismos y nos volvemos  blanco perfecto para el rechazo social.

Es momento de batallar nuestros mandatos ¿Qué significa? Significa hacerles frente, tomar el toro por los cuernos, descargar el pesado equipaje que no nos pertenece; significa tomar las riendas de nuestras vidas, aprender a disfrutar lejos de la culpa y valorar lo simple.

¿Cómo podemos batallar los mandatos que tienen que ver con nuestro cuerpo y con la forma en la que nos producimos?

Para empezar, reconozcamos que somos incapaces de tratar a otra persona de la forma descarnada con la que, a menudo, nos tratamos. No tenemos corazón para descalificar a alguien de ese modo, entonces, ¿Por qué hacerlo con nosotros mismos?

Después, consideremos que en materia de moda no existen reglas universales ¿La razón? No hay una persona idéntica a otra, por ende, cada persona es un lienzo en blanco listo para ser intervenido.

Necesitamos como mínimo un criterio para empezar a crear, puede ser, la armonía, la coherencia o el equilibrio. Armonía significa que en conjunto y a primera vista luzca agradable. Coherencia= que haga eco a nuestra personalidad y a nuestro estilo de vida. Y equilibrio= que ninguna parte de nuestra fisionomía se sobrecargue de peso, en principio, visual.

Veamos algunos ejemplos:

La baja estatura no va con las faldas/vestidos largos:

Se estima que Miroslava Duma mide alrededor de 1.50m. Ella, de formas diversas, da testimonio de cómo se batallan los mandatos, por ejemplo: la falda plisada marca líneas verticales, al estar a la altura de la cintura y con zapatos nude genera un look que goza de armonía y equilibrio.

Vestido izq. negro de silueta líneal semi ajustada: no genera cortes visuales y lo acompaña con unas zapas que cierran el look en coherencia. Vestido der. escote halter y caída hasta el piso con lo cual se permite usar unos zapatos estables y de considerable altura.

Las tendencias de moda no están hechas para mayores

Grace Ghanem cuya edad oscila por los 55 años, batalla con genuino estilo el mandato de la enemistad entre las tendencias de moda y la edad. Observemos que batallar los mandatos no tiene que ver con negar lo que somos.

Solo las siluetas “90-60-90” pueden usar lo que les cante.

Jana de @janajanitablog con convicción y un encanto arrollador batalla a full este mandato: crea looks inspiradores, se permite lucir auténtica y única al margen de restricciones carentes de sentido.

Ojo ¡eh! si bien aquí aportamos evidencia de las formas visibles en las que se batallan los mandatos, recordemos que la herramienta clave es el Autoconcocimento, ese que nos conduce a la Autoaceptación. Así que es momento de batallar mandatos de moda y no dejar para mañana lo que necesitamos hacer hoy: Vivir.

Comenta aquí