Skip to content

Autoestima de la Moda


SER MUJER…

SER MUJER…

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer se difunde, a través de las redes sociales, una serie de sentidos mensajes con un tinte poético y sentimental, como por ejemplo: “A ti mujer que con tu sensibilidad, generosidad y fortaleza enriqueces la comprensión del mundo y contribuyes a la verdad” También los hay menos profundos gramaticalmente del tipo: “soñadoras, atrevidas, complicadas, apasionadas, lindas inteligentes…¡Feliz Día! Parece ser que esta fecha conduce a la inspiración y habilita los permisos para expresar afecto y resaltar ciertas virtudes de las mujeres que nos rodean y hacen más bonita nuestra existencia, aspecto que aplaudo y valoro como una tradición especial.

Aún así, considero pertinente enriquecer este día con una reflexión en torno a lo que comprende el Ser Mujer. Ser Mujer trae consigo, de manera inherente, la capacidad RECEPTIVA que, a su vez, se relaciona con cuatro cualidades: (1) ser una persona abierta, (2) sensible, (3) predispuesta y (4) propensa.

Unknown

Ser una persona ABIERTA, más allá de si se es extrovertida o introvertida, implica el hecho de generar empatía, en otras palabras, las mujeres tendemos a participar de manera afectiva en la realidad del otro. Por ello, en ocasiones, tomamos como propias situaciones ajenas y, en consecuencia, asumimos posiciones reiterativas, con un alto componente emocional y de valor simbólico.

Ser una persona SENSIBLE, habla de la capacidad de percibir sensaciones de manera “anticipada” y de generar emociones en torno a ellas. Si bien es cierto, que esta característica se puede relacionar con el ser emotivas, trasciende a esa consigna, dado que alude a ese “darse cuenta” y se constituye en un alimento que nutre la intuición.

Ser una persona PREDISPUESTA, se refiere a una actitud de disposición para afrontar y dedicar atención a un objeto de interés, de ahí que las mujeres seamos naturalmente aptas para escuchar, para centrarnos en los detalles, para ser laboriosas y constantes.

Ser una persona PROPENSA tiene que ver con que las mujeres, en lo cotidiano, tenemos una inclinación a manifestar en nuestros comportamientos y formas de relacionarnos el ser abiertas, sensibles y predispuestas. a0c83368439f41016131f111cdbe3b71

La invitación es a que continuemos observándonos y a que cultivemos esa capacidad RECEPTIVA, siendo empáticas, perceptivas, dedicadas y con firme disposición. ¿Cómo hacerlo? Desde lo que somos, con nuestro estilo personal; empecemos con aquellas cosas que son genuinamente objeto de nuestro interés, así (como dice la canción) despacito, pasito a pasito, vamos ejercitando nuestra capacidad RECEPTIVA y con nuestros actos damos testimonio del honor de Ser Mujer.

Comenta aquí