Skip to content

Autoestima de la Moda


San Valentín

San Valentín


“El amor es el principio organizativo y unificador que hace del mundo un universo y de la masa desintegrada una comunidad. Es la misma escencia y carácter de la mente, y se manifiesta en la acción cuando la mente está íntegra” Alan Watts

Conviene empezar este post contextualizando la festividad de San Valentín. La historia del sacerdote Valentín se remonta a la época de Claudio II, emperador del Imperio Romano más conocido como Claudio el Cruel. Al parecer el emperador con el propósito de conservar un ejercito sólido y fuerte prohibió las uniones matrimoniales, ya que consideraba que el matrimonio era un obstáculo que impedía a los jóvenes unirse al ejército. El sacerdote Valentín hizo caso omiso a este decreto y continúo realizando matrimonios de forma secreta. Cuando el emperador Claudio II se enteró de las acciones del sacerdote, ordenó su pena de muerte, la cual se llevó a cabo un 14 de febrero. Más adelante, hacia el año 494 El Papa Gelasio I designó esta fecha como el día de San Valentín patrono de los enamorados y del amor fiel.[1]

La fiesta de San Valentín es conocida en los países anglosajones como el día en el que se celebra el amor y la amistad. De manera progresiva, gracias a la globalización de la información, esta tradición se ha expandido a otras latitudes, de modo que en la segunda década del siglo XXI es común que en América Latina se realicen rituales de diversa índole conmemorando dicha festividad.

Inspirada en lo anterior, consideré propicio dedicar esta reflexión al amor. Para algunos el amor es un estado, para otros es un lenguaje, y hay quienes lo perciben como un sentimiento que por sus características se encuentra lejos de la razón.

 venecia pequeño

Alan Watts en La Sabiduría de la Inseguridad señaló que: “Amamos, somos amor, y el único problema es la dirección del amor, si ha de salir directamente al exterior, como la luz del sol, o tratar de volver sobre sí mismo como <<una vela bajo un celemín>>”

Entonces podemos decir que el amor hace parte de nuestra naturaleza, que el amor emana del interior del ser, por lo tanto se nutre y se proyecta, a la vez, en las diferentes áreas que conforman a la persona: la espiritualidad, el intelecto, el sistema emocional y el sistema físico. Amar es una decisión que se toma día a día y que contribuye a darle un orden armónico a la vida.

La invitación es a que alimentemos el amor desde su esencia, es decir, empecemos observándonos a nosotros mismos y tomemos la decisión de nutrir nuestro yo, así al interactuar con los otros estaremos en condiciones de regalar amor ya sea a través de una conversación profunda y sentida, de una sonrisa dulce y sincera, de la escucha activa que genera empatía o de la simple presencia siempre que sea justa y certera.

¡Que viva el amor en su día!

[1] Naranjo, I. (2006) El día de San Valentín. En Revista de la Consejería de Educación en el Reino Unido e Irlanda.

Photo1 by Fernando Bravo // Photo2 by Felipe Cifuentes

 

2 comments

  • Fernando Bravo

    febrero 15, 2018

    Es supremamente interesante la historia de San Valentin. Como siempre tu narración poética llena de romanticismo alimenta el alma e invade al cuerpo de armonía, creatividad y magia. Lograste sin duda transportarme a los años del Papa Gelasio I.

    Con cariño

    Tetucho

Comenta aquí