Skip to content

Autoestima de la Moda


ASÍ, COMO LA LIBÉLULA

ASÍ, COMO LA LIBÉLULA

“Y hay un momento en el que nos toca

decidir si cerramos el pecho y abandonamos el corazón,

o si abrimos el alma y olvidamos la razón.

Podemos volvernos piedra pero también pluma.

Aunque sé que puedo caer, yo prefiero siempre volar.”

Nicolas Andreoli

La frase de Andreoli, con la que he dado apertura a este escrito, además, de ser bellísima me conduce a plantear las siguientes reflexiones:

No. 1. Las situaciones o hechos de nuestras vidas que tendemos a percibir con un alto nivel de complejidad, son más simples de lo que parecen, la simpleza radica en una decisión, en otras palabras, tenemos el poder de decidir de qué forma las queremos asumir: si desde la perspectiva de lo positivo o de lo negativo; si en dirección al crecimiento o hacia la involución; si desde la armonía o desde el conflicto. De alguna manera, siento que las actitudes de “víctima” al ser reforzadas por la sociedad, favorecen la proliferación de posiciones radicales cargadas de amargura, desazón y resentimiento y con ello, se afianza la costumbre de aferrarnos a la complejidad y de hacer a un lado a lo simple.

No. 2. Eso de que podemos volvernos piedra pero también pluma… nos invita a pensar en el esfuerzo que puede demandar nuestra decisión, así como el riesgo y los privilegios que vienen con ella. Desde luego, que decidir ser pluma exige un ejercicio profundo, consciente y disciplinado, pero a su vez nos permite gozar de bienestar, nos aumenta la confianza en nosotros mismos, y en los demás y de este modo nos libera de la crítica destructiva y de los juicios despiadados. En tanto, optar por ser piedra en teoría “nos protege” de que nos hagan daño desde el exterior, porque en el interior el daño nos lo causamos de forma latente al cerrarnos y privarnos de las maravillosas experiencias de crear, aprender y volar.

pat_summer4scm-o

Ahora bien, si relacionamos lo anterior con nuestra imagen personal, volvemos a lo mismo de siempre: (1) menos en ocasiones suele ser más (2) a mayor autoconocimiento mayor fluidez para expresar nuestro estilo (3) lo natural y genuino favorece la autoconfianza (4) si no encantamos, nos podemos detener, observar, remediar y continuar.

De ahí que la invitación es a que cada mañana tomemos la decisión de volar así, como la libélula que al presentar diferentes matices en sus alas y en su cuerpo supera inhibiciones, reafirma el autodescubrimiento y genera admiración.

30 comments

  • Oscar Maldonado

    junio 18, 2018

    La decisión de como quiero ver o solucionar mis conflictos, tanto personales como en lo social y/o en general, va desde la perspectiva en que miremos como debo solucionarlos; si llegando a casos extremos donde tenga que ver todo desde el aspecto del conflicto no solucionable o pasar para el lado de ver las cosas de una manera mas amable y conciliadora buscando encontrar resultados que me favorezcan sin tener que poner mi tranquilidad en juego.

  • Juan vidal

    junio 18, 2018

    es claro lo de luchar por lo que queremos, el punto es como afrontar la adversidad, que actitud tomar ante cada situación, pienso que debe haber un equilibrio constante entre las dos, pero teniendo la capacidad de adoptar una posición clara, sea pluma o piedra, pero superar cualquier dificultad.

  • Joan Esteban Contreras Galeano

    junio 18, 2018

    Estoy de acuerdo con el post ya que nosotros somos los que decidimos si nos quedamos ahí donde estamos o luchamos cada día mas fuerte, para conseguir todos nuestros sueños y metas que queremos lograr, tu eres el único que decide si vas a ser alguien que cuando este mucho mayor diga no soy feliz por que no hice lo que quería o vas hacer alguien que se alegra y que diga aproveche cada minuto de mi tiempo para desarrollar lo que me gusta, lo que me apasiona…

  • Juliana Velásquez

    junio 18, 2018

    Es un artículo muy interesante, muestra la realidad y toma de decisiones a la que nos enfrentamos día a día; nos encontramos frente a dos opciones convertirnos en piedra o en pluma.
    Es claro que depende de cada persona y en la situación en la que se encuentre, pero siempre debemos tener en cuenta la importancia de sentirnos y ser libres, de dejar a un lado las malas energías, reconocer, aprender y volar.

  • Michell Andres Castiblanco Perez

    junio 17, 2018

    La importancia de volar de tratar de ver que no se tienen barreras que todo se puede vencer que podremos en algún momento decender pero al caer debemos pensar en el como podremos levantarnos y en el camino se puede tocar fondo pero se puede mirar hacia arriba planear metas y desde allí emprender el camino que nos lleva a la gloria.

  • CAMILO PRECIADO

    junio 17, 2018

    Nosotros mismo tenemos el trabajo de vivir la vida de la manera que queremos, pues es nuestra decisión. frente a un inconveniente podemos huir o afrontarlo de la mejor manera hasta darle una solución muchas veces creemos que ya no podemos mas y que todo esta perdido pero debemos recordar que la vida esta llena obstáculos y que somos lo suficientemente fuerte para afrontarlos y vivir la vida con felicidad.

  • Juan Alejandro Buitrago Ortega

    junio 16, 2018

    debemos esforzarnos cada día mas por conseguir nuestros objetivos porque todo es posible y el único que se pone barreras que impiden cumplir nuestros sueños es uno mismo,por eso debemos romper esas barreras para poder ser felices.

  • Anderson Cabezas Fernandez

    junio 15, 2018

    puedo deducir del texto que al tomar una decisión podemos inclinarnos por la libertad, o por recluirnos en nuestra propia burbuja. Si decidimos volar cual diente de león, alcanzaremos la gracia o autorrealización podemos fallar, pero se disfrutan mas las cosas cuando se son halladas con esfuerzo y sacrificio. Por el contrario si escogemos encerrarnos nuestra vida estaría llena de amargura y decepción.

  • Ashly Charry Nicholls

    junio 13, 2018

    La tarea más grande que tenemos en nuestra vida es la toma de decisiones, ya que muchas veces nos encontramos entre la espada y la pared y esto nos lleva a analizar qué es lo que pasa, que es lo que queremos, que es lo que merecemos, si en realidad somos felices, si somos capaces de dar un paso adelante o devolvernos a eso que tanto nos daña, somos nosotros los que buscamos la solución que más nos guste.

  • Maria Alejandra Villanueva. 💜

    junio 5, 2018

    Es cierto que la vida no es fácil, pero. ¿Si es fácil, es buena?, que mejor que superar, hacer, mejorar, preveer cosas esforzandonos y sintiéndonos satisfechos de no ocultar el verdadero yo. Aunque a veces «nos volvemos de piedra» puede que solo lo digamos y demostramos, pero no sentimos así, sabemos que hay personas más susceptibles que otras. Los invito a que seamos positivos, disfrutemos hasta los malos momentos, no se dejen afectar, vivan la vida, que simplemente es una. 💝

  • JHANSSY REINA CRUZ

    mayo 27, 2018

    Liviana y fragil como una pluma o como una libelula, debemos tomar decisiones y afrontar sus consecuencias sin importar lo que comenten los demás. Es mejor ser una pluma en tu vida, dejando que el viento pase por cada fibra, y de ella aprender cada cosa, para que a medida que vas avanzando, vayas creciendo y en un futuro tomar decisiones correctas.

  • Angela Maria Villanueva Arias

    mayo 21, 2018

    Me gusto mucho este articulo ya que nos invita a volar, a ser libres, a no dejarnos atemorizar o intimidar ante los obstáculos que a diario nos pone la vida; debemos aprender a ser siempre fuertes, pero INCLUSO el hombre mas fuerte tiene un lado débil, no debemos ocultar nuestro lado sensible, debemos aprender a tomar la vida con calma, ya que «no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista», en la vida siempre habrán problemas difíciles situaciones que nos pongan a prueba, lo que realmente debemos aprender es a solucionarlos sin permitir que estos nos bloqueen o nos derrumben.

  • Gabriela Marín

    mayo 20, 2018

    «Aunque sé que puedo caer, yo prefiero siempre volar.” Nicolas Andreoli
    Me hace pensar que siempre debemos ser positivos, tener una autoestima alta y siempre mirar las cosas de manera positiva, las decisiones son muy fáciles de tomar, nosotros somos los que le ponemos tanto problema a cosas tan simples.
    Podemos caer una y mil veces, pero es nuestra fuerza de voluntad la que nos da la manera de salir de alli.

  • Nicolás Arce

    mayo 18, 2018

    Se dice que, «DE LOS GOLPES SE APRENDE», para mi experimentar y hacer cosas nuevas es lo mejor para llegar a conocer relativamente «la verdad del mundo». Muchos nos cerramos como piedra por el miedo que nos han inculcado desde siempre, por todos los límites que nos ponen, porque creemos que no somos capaces de ser libres y ser nosotros mismos en una sociedad llena de prejuicios. Hemos elaborado un tipo de máscara para ocultar nuestro verdadero yo, impidiendo nuestro vuelo, evitando llegar a ser así, como la libélula.

  • Gabriela Padilla

    mayo 17, 2018

    Así como la libélula, es mas que tomar una decisión es sentirnos bien con esta, que sea la mejor para nosotros sin hacernos mal ni hacer el mal . No dejar de soñar y mucho menos limitar nuestro sueño hay que vivir-los e intentarlos así el resultado no es lo que esperemos , lo que cuenta es que hicimos el deber. No cuenta quedarnos estancados cuenta es vivir este vuelo sin parar pero no dejando crecer nuestro instinto de soñadora sin estar de la mano de la razón y lógica

  • Lina María Ramírez

    mayo 16, 2018

    El anterior artículo me hace recapacitar y pensar en cuantas veces nos hemos escondido en nuestro caparazón y nos hemos reprimido de hacer cosas que nos hagan felices, a dejar lo cotidiano por temor a vivir nuevas aventuras, pero, siempre pensando en que esto trae consecuencias, sea cual sea la decisión. He escuchado que quien es mas libre es más felíz y quien es más reprimido es más triste, el hecho en que sea libre no significa que sea alguien que no piense en sus actos, simplemente, como en artículos anteriores, debemos ser nosotros mismos, dejar fluir lo que sentimos y elegir la decisión que más felices nos haga.

  • Daniel Jose Montiel Rojas

    mayo 15, 2018

    Realmente la vida es un 10% de lo que pasa y un 90% como se toma; en nuestras vidas tendremos millones de experiencias unas nos edificaran y otras nos destruirán, de nosotros depende si queremos aprender a soltar y seguir adelante cada vez mas fuertes, o si por el contrario nos encerramos en una burbuja fría de protección.

  • Heiber Duban Aya Lugo

    mayo 13, 2018

    Lo más importante es autoconocernos, autodescubrirnos, así tendremos un mejor equilibrio en nuestra mente y corazón para tomar las mejores decisiones ante una situación, pues como están las cosas en el mundo de hoy, hay momentos que debemos ser piedra para protegernos y en otros libélulas para lograr hacer realidad nuestros sueños o simplemente escapar. El autoconomiento es la mejor herramienta que tenemos para enfrentar la vida y evolucionar.

  • JOSE ROMERO

    mayo 13, 2018

    El serrar el pecho y abandonar el corazón. Al volvernos de piedra y serranos ala sociedad solo sera, un acto de defensa bastante absurdo desde mi punto de vista,simplemente,porque nos encerramos a una solo perspectiva y nos cortamos las alas,antes de a atrevernos a volar,antes de tener sueños,metas e ilusiones, antes de entender que para las aves o insectos voladores no siempre el viento es favorable para el vuelo pero a un así no dejan de volar
    No ay que cerrarnos y abandonar el corazón, al contrario,no te conviertas en piedra convierte té en ave
    Tus suelos las alas y tu corazón el motor.

  • Daniel Roa

    mayo 11, 2018

    Nosotros tenemos la capacidad de escoger como vivimos la vida, si dejándonos llevar por la complejidad de ciertos problemas que en realidad tienen una solución sencilla, o exagerando el problema hasta el punto de encerrarnos y no poder seguir adelante e incluso sintiendo la sensación de fracaso, la idea es tomar la frase del post y aplicarla a nuestra vida, si podemos llegar a una mezcla entre ser piedra y a la vez pluma seguramente empezaremos a ver la vida de otra manera.

  • Maria Alejandra Aragón Betancur

    mayo 11, 2018

    Al leer la frase de Nicolás, con la que hace apertura para este artículo, también me conlleva a reflexionar sobre mi vida y pienso que es bueno, de cierta manera volvernos piedra, pero, desde mi punto de visto, pienso que al cerrar nos del exterior nos estamos perdiendo cosas buenas que nos da la vida, se que es difícil abrirse cuando ya algo o alguien nos ha lastimado, pero de eso de trata la vida, de caer y volver a levantarse o sino que sentido tiene vivir si no es para aprender? Lo malo de caer es quedarse ahí, pero como seres humanos que somos, se que tendremos el valor para volvernos a levantar y está vez no sólo para caminar sino para volar. Respecto a lo plantea en el artículo, estoy de acuerdo con lo dice, al final todo está relacionado con la imagen personal, lo auténtico y demás.

  • Darlyn Valentina Hernandez

    mayo 11, 2018

    Concuerdo con el articulo «Así, como la libélula» de que en ocasiones debemos dejar de lado las malas energías y el pesimismo, no podemos aferrarnos a un problema sin encontrarle la solución, es mejor dejar todo lo que te ata a un lado y emprender vuelo, con la esperanza de ser alguien mejor; con una actitud positiva, viendo el vaso medio lleno y no medio vació. Además creo que cuando se habla de que podemos convertirnos en piedra así como pluma, nos da a entender que en la vida siempre vamos a tener altibajos, tanto emocionales como físicos, pero considero que debe haber un equilibrio entre ambos, en ocasiones tenemos que ser piedras para afrontar decisiones y confrontar nuestros problemas, y también plumas a la hora de tratar de encontrar calma para sobrellevar las dificultades.

  • Daniela Fernanda Rodriguez

    mayo 11, 2018

    Las experiencias, la edad y la vida misma es la que se encarga de crear en nosotros la madurez y el carácter para llegar hasta la auto-realización, creando en nosotros un equilibrio que lo hayamos a través de las experiencias; en donde nos llenamos de poder para decir que tan pluma y que tan piedra debemos o necesitamos ser, quitando todas la barreras que nos inhiben ser felices o que obstaculizan nuestras formacion.

  • Camila Andrea Mejía Hernández

    mayo 11, 2018

    Los seres humanos tendemos a enfrascarnos en situaciones que parecieran que no tuviesen salida, se nubla nuestra razón y hacemos una tormenta en un vaso de agua; cuando podemos volver en si y hacemos caso a la razón nos damos cuenta que el problema era mínimo y la solución estaba al alcancé de nosotros. Cada persona se forja su día a día, cada cuál toma la decisión de ser o no feliz. Sin embargo vamos a volar, vamos a dejar que el viento se lleve los problemas, vamos a planear cuando estemos en lo alto nuestra vida y cuando volvamos a descender, vamos a poner en práctica lo que hemos aprendido.

  • Chelsy Mileidy Osuna Mahecha

    mayo 11, 2018

    Estoy de acuerdo con el artículo «así,cómo la libélula» de Alba Luz Cifuentes. Nosotros mismo hacemos la vida tan bella o tan amarga como lo decidamos, hacemos de cosas tan simples un enorme problema;no pensamos muchas veces en solucionar sino en poner ‘peros’.
    Tenemos que volar como la libélula,volar a un sitio en el cual nos encontremos con el yo interior, despejamos nuestra mente y tomemos decisiones que nos ayuden a ser un poco «pluma»y un poco «piedra».
    Pienso que el equilibrio está en ser un poco de las dos;podemos tener mucha flexibilidad, protección y confianza en nosotros mismos como podemos ser un poco duros a la hora de enfrentar problemas y decisiones.

  • Nicole Daniela Varon Florez

    mayo 11, 2018

    ESTOY DE ACUERDO CON EL ARTICULO Y CREO QUE NOSOTROS SOMOS LOS QUE DECIDIMOS SI NOS QUEDAMOS EN ESE SITIO QUE NOS PONE MAL O NOS HACE ACTUAR MAL, O SI NOS VAMOS Y DAMOS ESE SIGUIENTE PASO EN EL CUAL ESA CARGA SERÁ MÁS LIGERA Y POCO A POCO VA DESAPARECIENDO.

    YO DECIDÍ VOLAR.

  • johana sandoval sandoval

    mayo 11, 2018

    sea cual sea el inconveniente por el que estemos pasando es decisión de nosotros la manera en que lo vamos a asumir, sin embargo pienso que sin inconvenientes, sin problemas la vida no tendría sentido no habría que solucionar, no tendríamos situaciones que asumir por eso creo que deberíamos tomar las cosas con calma y meditar las soluciones que podríamos tomar.

  • Laura D. Velasquez

    mayo 11, 2018

    «Nos toca decidir si cerramos el pecho y abandonamos el corazón, o si abrimos el alma y olvidamos la razón.» Me encanta esta parte de la frase y estoy muy de acuerdo que aveces tomar la decisión de ser piedras es solo un acto de defendernos, hasta cierto punto esto es nesesario, pero como dice la segunda parte de la frase… La clave está en «olvidar la razón», olvidarlo todo! Simplemente seguir siendo feliz con lo que cada uno hace, piensa o dice…. Pues al fin y al cabo todos somos simples personas caminando por el mismo mundo y vamos a terminar en el mismo hueco! Por que no disfrutar mientas se pueda, equivocarnos, levantarnos, aprender! Pues para eso estamos en el mundo.

  • Camilo Jose Tola Bocanegra

    mayo 9, 2018

    En nuestra vida cotidiana muchas veces enfrentamos diferentes dificultades que podemos o bien enfrentarlos de manera positiva o negativa dependiendo de las decisiones que tomemos y cual sea nuestra perspectiva, pienso que aunque las adversidades muchas veces se vean muy complejas, en realidad no lo son, podemos resolverlos de la manera mas fácil, sin necesidad de correr un alto riesgo y actuar de la mejor forma, como «pluma». Creo que en si la decisión esta en como veamos nuestras dificultades y liberemos nuestra vida de cargas, y ser livianos como pluma, abrirnos al exterior, fortalecer nuestra confianza por medio de las experiencias y así poder volar como libélulas.

  • Luisa Fernanda Noguera Ríos

    mayo 9, 2018

    En el artículo “Así como la libélula” de Alba Luz Cifuentes, nos hablan del vuelo de la libélula y que debemos cada mañana tomar la decisión de imitar este vuelo, de manera que dejemos de evitar las situaciones y que estas se logren superar teniendo un autodescubrimiento, sin importar los diferentes escenarios que tengamos que enfrentar, y en mi opinión creo que si debemos tomar este comportamiento y en cuanto a ser piedra o pluma creo que depende de la situación que se va a vivir, pues si es una situación que al volvernos pluma estamos afectando nuestra vida , creo que es mejor ser piedra y cerrarnos ante el peligro al que sabemos nos enfrentamos, pero en conclusión es mejor una vida siendo pluma en donde podemos aumentar la confianza en nosotros mismos y nos liberamos de esa crítica destructiva mencionada en el post. Gracias.

Comenta aquí