Skip to content

Autoestima de la Moda


Antiguo – Vintage – Retro

Antiguo – Vintage – Retro

Desde más o menos 10 años atrás se ha ido acentuando un gusto por aquellos objetos de diseño que en materia de decoración, indumentaria, arte o joyería evocan un aire nostálgico que responde a épocas pasadas; así palabras como vintage y retro fueron adquiriendo un papel protagónico en esos contextos y su uso se ha tornado deliberado, es decir, que se emplean como sinónimos, independiente de las características del objeto al que aluden.

Dada la frecuencia de uso que, hoy por hoy, tienen esas dos palabras consideramos pertinente dedicarles este post con el fin de aclarar sus diferencias. Para ello es preciso incluir en nuestra descripción el vocablo antiguo.

Entonces tomando como referente la Merriam Webster**, algo es antiguo cuando tiene más de 100 años a partir de su fecha de manufactura, de allí que pueda llegar a ser considerado como una reliquia.

El término vintage, es un anglicismo adaptado del francés vendage, en español traduce vendimia y su significado literal corresponde a la temporada de cosecha de la uva con la que se hace el vino. El vocablo se designa para aludir a un objeto distintivo de una época que no puede ser menor a 20 años, hay quienes consideran que algo es vintage si su fecha de elaboración está entre 1920 y 1980.

Ahora bien, lo retro hace alusión a aquellas piezas que inspiradas en estilos pasados se hacen en el presente, es decir, que imitan de forma intencional y prolija un aspecto representativo de otro tiempo.

Claramente las cosas que tienen un aspecto añejo y que originariamente datan de 30 años o más, adquieren un valor adicional, en virtud a su singular apariencia, a su resistente diseño, a su significado y sobre todo son valiosos dada la historia que los acompaña.

La invitación es a que reconozcamos la importancia que encierra el adjetivo: pasado, a que le concedamos su justo valor, principalmente si ha logrado sobrevivir al tiempo y se encuentra vigente en estos momentos.


**Merriam Webster editorial de libros de referencia de la An American Dictionary of the English Language.

Comenta aquí