Skip to content

Autoestima de la Moda


ANIMAL PRINT

ANIMAL PRINT

Por diferentes motivos septiembre es considerado el mes de la moda. Por un lado, en esta época del año se lleva a cabo el circuito más importante de pasarelas internacionales: inicia con el New York Fashion Week del 6 al 13 de septiembre, continua con el London Fashion Week del 14 al 18 de septiembre, posteriormente la cita tiene lugar en el Milan Fashion Week del 19 al 25 de septiembre y cierra con la Semana de la Moda de París del 25 de septiembre al 3 de octubre. ¿Qué dan a conocer estas pasarelas? Las colecciones Primavera – Verano para el año siguiente.

Por otro lado, en septiembre las tiendas y el Street Style exhiben todo lo que será moda, en materia de indumentaria y estilo, durante el Otoño – Invierno. A la par de estos dos acontecimientos en septiembre hay un hecho, no menos importante, que da mucho de que hablar en la industria de la moda, se trata de las ediciones de lujo de los magazines especializados en moda como: Vanity Fair, Vogue, Bazaar, Elle entre otros.travelle

Dicho lo anterior, estamos listos para centrar nuestra atención en el Animal Print, protagonista de lo que resta del 2018 y de gran parte del 2019. Como se habrán dado cuenta por estos días la indumentaria y los accesorios textiles y no textiles que la complementan se visten de estampados inspirados en los colores y las pieles de leopardo, serpiente y cebra.

El animal print es considerado un básico, que va con todo, que es propicio para cualquier ocasión y que tiene la facultad de sentar muy bien, ya que usado en las proporciones correctas, respetando la armonía y haciendo gala al estilo personal puede elevar el estatus de muchos outfits.

Entonces, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el animal print es un estampado básico que combina con muchos colores y texturas y que pasa la prueba con algunas otras ¿la razón? El animal print se compone de formas uniformes y de máximo tres colores neutros. Por ello el animal print interactúa muy bien con el denim, con los colores sólidos, con los materiales imitación cuero y por supuesto con los demás tonos neutros.

Lo segundo que conviene considerar es la relación equilibrio-armonía que debe proveer la prenda u accesorio de animal print, esto se resuelve a partir de la observación y del autoconocimiento, en otras palabras, es preciso minimizar la tensión visual que pueda llegar a generar el uso de este estampado. Para lograrlo y no morir en el intento podemos aplicar los siguientes principios:

  1. Si te atrae un trisito el animal print y, a la vez, te sientes inhibido a la hora de ponértelo, úsalo en pequeñas proporciones, eso sí que sea uno a la vez, puede ser: un cinturón, un pañuelo de seda, una cartera de formas simples, unos zapatos o un brazalete. Lo que elijas combínalo con un total look negro, blanco, gris o nude, así el toque distintivo estará a cargo del animal print.#Thankful

  2. Si decides llevarlo en una prenda, empieza por la parte superior, una t-shirt básica, una blusa de tela liviana y ligera, un sweater y ¿por qué no? un tapado o abrigo, éste podría ser una elección ideal, no olvides combinarlo con prendas atemporales.travel in style
  3. Si ya eres un profesional en la materia entonces arriésgate un poco más, combina tu animal print, con un tono neutro y un tono solido de la rueda del color, empieza usando siluetas simples y texturas lisas. Conforme te vas observando, prueba alternar las texturas y si la forma de tu cuerpo te lo permite, entonces es hora explorar otros diseños que contengan más volumen.

 La invitación es a que explores el leguaje visual de la moda, a que te relaciones de forma amigable con las tendencias, sin uniformarte y a que le seas fiel a tu estilo.

Comenta aquí